Inicio Actualidad Como cuidar pisos vinílicos + 5 trucos para que siempre luzcan como nuevos

Como cuidar pisos vinílicos + 5 trucos para que siempre luzcan como nuevos

0
Como cuidar pisos vinílicos + 5 trucos para que siempre luzcan como nuevos

Los pisos vinílicos pueden ser una de las mejores invenciones dadas en el mundo de la decoración. No solo porque la composición química de su materia prima (Policloruro de Vinilo) los provee de una alta resistencia a la abrasión. Además, los hace altamente convenientes para lugares concurridos o que precisen de una limpieza constante y son muy eficaces para aislar y económicos. Los pisos vinílicos son ecológicos y suelen ser sencillos de cuidar, tienen ciertos puntos débiles que se deben considerar para ampliar su tiempo de vida. Aprende cómo cuidar pisos vinílicos para que duren muchos años como nuevos.

Cuidados básicos de los pisos vinílicos

  1. No usar disolventes ni derivados del petróleo. Los disolventes como: thinner, acetona,
    keroseno, entre otros que contienen químicos derivados del petróleo, pueden resultar
    muy agresivos para los pisos vinílicos. En principio, afectan la estructura molecular del
    material,haciéndolo más endeble o más sensible a impactos o la composición química de
    su materia prima (Policloruro de Vinilo) poseen una alta resistencia a la abrasión y a la
    presión provocando hundimientos. Pero, también su estética, ya que generan manchas,
    deformaciones y decoloraciones.
  2. Evitar también el uso de jabón en polvo. Esto es debido a que el jabón deja partículas de
    gran volúmen que modifica la superficie del piso haciendo que se vuelva más liso; con lo
    cual, podrían causarse accidentes y caídas.
  3. ¡Cuidado con la frecuencia de mantenimiento! Por mucho que apliques métodos
    cuidadosos y sencillos de limpieza, si exageras con la frecuencia del mantenimiento, tus
    pisos vinílicos van a sufrir. Todas las superficies de acabados para pisos y paredes tienen
    una vida útil basada en factores como el tráfico y el mantenimiento. Si tus pisos necesitan
    limpieza profunda a diario, tal vez deberías considerar instalar otro tipo de acabado.

5 Trucos para el cuidado y mantenimiento de pisos vinílicos que harán que te duren muchos años como nuevos

  1. La cera sí es para pisos vinílicos (pero, debe ser cera acrílica)
    La cera es de lo mejores aliados en el mantenimiento y limpieza de los pisos vinílicos. Sin
    embargo, los pisos vinílicos no tienen una buena capacidad de adherencia lo que puede
    terminar creando una capa que atrae la suciedad y el polvo, existen ceras acrílicas que son
    ideales para vinílicos.
    Es importante no aplicar la cera directamente en el piso, sino, en la mopa a través de un
    rociador. Esto nos permite una mayor uniformidad y distribución al momento aplicar.
    Además se debe evitar hacer uso de ceras a base de carnauba, su composición puede
    provocar que la superficie se vuelva resbalosa y deja una capa grasosa que se volverá
    difícil de remover.
  2. Evita aplicar agua en grandes cantidades
    Es cierto que los pisos vinílicos son altamente resistentes al agua, impermeables y
    lavables. No obstante, exponerlos constantemente a la humedad provoca
    desprendimiento de las lamas.
    Esto ocurre porque el pegamento se torna quebradizo con los años, el agua penetra las
    minúsculas vetas que no es recomendable aplicar pisos de vinil en lugares como baños, o
    zonas cercanas a piscinas, por lo que cuando se esté realizando la limpieza es
    recomendable usar la menor cantidad de agua posible, de preferencia sale mejor aplicar
    una mopa húmeda, y luego esperar a que esta se seque del piso.
  3. Los muebles: uno de los mayores “enemigos” de tus pisos vinílicos
    ¡Que van a estar siendo enemigos tus muebles! Pero sí, si son muy pesados, además de la
    presión constante, al momento de moverlos debes tener cuidado de no rasgar el acabado
    del piso. También si las patas de los muebles son puntiagudas igualmente pueden
    provocar rayones al momento de mover los muebles, por lo que es recomendable aplicar
    protectores de fieltro
    a los muebles además de obviamente evitar arrastrarlos.
  4. Actuar de manera inmediata
    Puede que sea un tanto obvio, pero es importante acotar que siempre que el vinílico
    llegue a ser manchado se debe actuar rápido, para evitar en el peor de los casos
    decoloraciones en el piso, permitir que la sustancia se seque así si más puede provocar
    manchas peores. Y nunca usar un cuchillo para tratar de remover sustancias que se hayan
    secado en la superficie, ya que provocara marcas permanentes, que evidentemente
    afectaran la apariencia y el color de los pisos vinílicos.
  5. Finalmente, evita las improvisaciones al limpiar tus pisos vinílicos
    Lo mejor para mantener un piso de vinílico óptimo, y limpio esta en aspirar de manera
    periódica, ya que este método no afecta el brillo del piso ni le provoca desgaste a su
    superficie, lo que ayuda a mantenerlo y a extender su duración. Y claro además del
    importante detalle de siempre ocupar productos de limpieza especializados para limpiar
    pisos o superficie de vinílicos, es recomendable siempre leer las etiquetas e instrucciones
    de uso, ya que otorgan la mejor manera de aplicar el producto, aunque puede que a veces
    solo sea necesaria la aplicación de una mopa húmeda sobre el vinílico.