Inicio Sin categoría Chrysler 300 C

Chrysler 300 C

0
Chrysler 300 C

DISEÑO
El diseño del Chrysler 300 C es un tanto ostentoso, pero eso va bien con un auto de sus dimensiones: este sedán mide poco más de cinco metros de largo y casi dos de ancho, lo que significa, además, que todos los ocupantes viajarán bastante cómodos.

El exterior del coche hay varios elementos cromados, como algunas molduras, la parrilla y los espejos laterales, lo que acentúa su toque elegante y más señorial. Por su parte, unos grandes rines de 20 pulgadas con unas cubiertas similes a las cubiertas para autos deportivos y la inclusión de luces de día en LED en los faros le confieren un toque moderno.

En el interior todo es lujoso: hay insertos de madera en el tablero, las puertas y el área de la palanca de velocidades, y los asientos están forrados en piel napa. Vale la pena destacar que todos cuentan con calefacción y los delanteros, además, tienen la función de ventilación, lo que en días calurosos ayuda bastante… Y eso se los puedo asegurar.

FUNCIONES
El 300 C tiene mucho qué ofrecer en este apartado. Empecemos con la llave: con ella puedes acceder al coche sin siquiera tocarla, pues el 300 detecta que la tienes en el bolsillo y abre los seguros automáticamente. Además puedes encender el vehículo a distancia y, si así lo configuraste, el aire acondicionado y la calefacción o ventilación de los asientos se prende al mismo tiempo.

Los vidrios, espejos y un parasol para el vidrio trasero son eléctricos, y una función que me gustó mucho es que los portavasos tienen la capacidad de calentar o enfriar bebidas, lo que es un gran plus para viajes en carretera.

Este sedán cuenta con dos pantallas. La principal, que es táctil y mide 8.4 pulgadas, alberga el sistema Uconnect, que permite enlazar un smartphone vía Bluetooth y manipularlo desde el mismo display, el volante o a través de comandos de voz, ver listas de llamadas, enviar y recibir mensajes, visualizar tu agenda y marcar un número, entre otras fuciones. Además tienes acceso al GPS, a un control de aire acondicionado, al radio, al reproductor multimedia, a un menú de control, donde puedes encender la calefacción o ventilación de los asientos, y a otro de configuraciones para el coche.

La segunda pantalla está al centro de la consola, entre el tacómetro y el velocímetro, es a color y en ella puedes ver información sobre el coche, como todo lo que tiene que ver con consumo de combustible y autonomía, la presión y temperatura del aceite, la presión de cada una de las cuatro llantas y, cuando te estás estacionando, este display muestra una silueta del coche y una líneas en las cuatro esquinas de ésta que indican qué tan cerca estás de otros objetos o vehículos.

CONTROLES
Para acceder a todas las funciones de Uconnect tan sólo debes seleccionarlas en la pantalla de 8.4 pulgadas, pues es táctil. Chrysler mejoró en este sentido, pues ya había probado el sistema tanto en el Journey R/T como en el Dart R/T y la verdad es que la pantalla del 300 C responde al tacto mucho mejor.

Este sedán cuenta, además, con comandos de voz y controles en el volante, desde donde se puede manipular el teléfono, las opciones de la pantalla secundaria, el control de velocidad crucero y el sistema de audio del coche.

CONECTIVIDAD
El 300 C está bien equipado en este aspecto. Cuenta con conexión Bluetooth, mediante la cual puedes enlazar tu teléfono al coche para hacer llamadas y enviar mensajes de texto, pero también te permite reproducir el contenido musical de tu gadget en las bocinas del coche y, por si fuera poco, es compatible con la función streaming, lo que significa que puedes usar Spotify en tu smartphone y escuchar las canciones en habitáculo.

Contamos, además, con una entrada auxiliar de 3.5mm, como la de los audífonos; un puerto USB, que es compatible con iPod y desde donde puedes reproducir canciones desde una memoria de este tipo, y un lector de tarjetas SD. En este apartado lo único que nos hizo falta fue un disco duro.

Tag: neumaticos